La mejor manera de aprender algo es por medio del juego. Este tiene características que lo hacen entretenido y si le agregamos un sistema de recompensas, ayudas a que el pequeño se esfuerce por lograr su objetivo. Eso sí, el nivel de dificultad del juego debe tener relación con los conocimientos del niño, así evitarás que se frustre con algo muy complejo o que se acostumbre a ganar el juego todo el tiempo.

La clave es que nunca trates el aprendizaje o el repaso en casa como una tarea más por hacer, ya que esto lo cansará y lo verá como algo más de la rutina.

Para los juegos es recomendable utilizar material didáctico en el idioma inglés. Nuestros materiales educativos para el aprendizaje bilingüe fomentan el desarrollo del lenguaje mediante ejercicios de asociación y vocabulario que impulsan a los pequeños a aprender el inglés.

¿Te gustó nuestra publicación? ¿Tienes algún otro método que te gustaría compartir con nosotros? ¡Déjanos un comentario aquí!