¿Cómo podemos ayudarlos en esta tarea?

Aquí tienes varios consejos para facilitar que los niños aprendan inglés:

Seguir una rutina: ya sabemos que nuestros niños aman las rutinas y las necesitan en su vida para sentirse seguros y cómodos en un mundo tan enorme, así que saber qué momento del día se dedicará al inglés y en qué actividades se verán involucrados, y en qué orden les ayuda muchísimo para definir los tiempos y disfrutar de los mismos.

Canciones con acciones: las canciones son perfectas para aprender inglés ya que se pueden repetir hasta que el niño conoce el vocabulario y ofrecen un buen modelo de pronunciación, lo que les hará desarrollar mejor su oído.

Si además ofrecemos estas canciones junto con vídeos con acciones tipo coreografía lo pasarán en grande, copiarán los movimientos y poco a poco, y sin darse cuenta, irán correspondiendo –y comprendiendo- lo que cantan con lo que bailan.

Cuentos: los cuentos en inglés ofrecen un beneficio doble: potencian el amor por la lectura y mejoran su vocabulario y comprensión del idioma. Lo ideal es, además, compartir tiempo con ellos mientras los leemos juntos, mejorando de este modo nuestro vínculo con el pequeño.

Internet: YouTube es un gran aliado, así como Netflix u otras plataformas con contenido infantil en versión original. En estas plataformas disponemos de muchísimos recursos adaptados a la edad del pequeño. Para los niños mayores existen contenidos subtitulados que les ayudan a reforzar lo aprendido mientras que mejoran las habilidades escritas y para los más pequeños contenidos infantiles en inglés que les ayudarán a memorizar vocabulario y expresiones fáciles.

Según los expertos, media hora al día de vídeos es más que suficiente para conseguir nuestros objetivos.

Juegos interactivos de vocabulario: los juegos interactivos son una herramienta genial que ofrecen la oportunidad de aprender vocabulario, escuchar la pronunciación adecuada y repetir lo que oyen consolidando el lenguaje de forma gradual.